Valida el envio de todos los campos del formulario

Home > News > El nuevo balneario de Alhama recupera las aguas termales mineromedicinales para uso público

El nuevo balneario de Alhama recupera las aguas termales mineromedicinales para uso público

El Ayuntamiento presenta y financia el proyecto del edificio, integrado en el nuevo parque de La Cubana, que dispondrá de dispondrá de diferentes piscinas y zonas de tratamiento distribuidas en sus 2.500 m2, además de un restaurante de 340 m2.


Alhama de Murcia volverá a poner al servicio de vecinos/as y visitantes sus aguas termales mineromedicinales. Este lunes, el Consistorio municipal ha acogido la presentación del proyecto del nuevo Balneario, elaborado por los arquitectos de los estudios Grupo Aranea y Emac, responsables de la redacción del proyecto del parque de La Cubana, que se dio a conocer el pasado 30 de enero de 2023.

La alcaldesa, Mariola Guevara, ha señalado el gran esfuerzo realizado por parte de toda la Corporación municipal para hacer realidad este proyecto. "Esto no es el capricho de un día, ni de una persona ni de un equipo de Gobierno, sino una larga trayectoria, muy participada por el municipio y los vecinos/as”, ha relatado.

Guevara ha recordado los inicios de esta idea, que surgió en septiembre de 2015 con la iniciativa ‘Alhama para vivirla’, la estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible cuya participación ciudadana dejó entrever la gran demanda por parte de la población de mejorar los espacios públicos, “con actuación en el paisaje urbano para mejorar la imagen de nuestra localidad, pensando en el disfrute, la calidad social y en dinamizar nuestro casco urbano y la hostelería local”. Propuestas que se reunieron en una propuesta debatida en pleno y que fue aprobada “por todos los grupos políticos de aquel entonces: PSOE, PP, Ciudadanos e IU-Verdes”.

El objetivo del Gobierno local es “recuperar la riqueza de nuestras aguas termales minero-medicinales en una instalación digna y sostenible”, ha remarcado la alcaldesa, quien ha aprovechado para subrayar que “ahora mismo nos encontramos en ese momento”. Un momento en el que “por fin, los alhameños/as, vamos a poder disfrutar de ese ‘tesoro líquido’ en forma de agua que tenemos en Alhama y que muchas generaciones desde la época romana venían disfrutando”.  

Este edificio, que cuenta con una superficie de 2.445,84 m2, se va a integrar dentro de La Cubana, como una prolongación del mismo en el subsuelo. Una opción que permite, por una parte, aumentar el espacio público del propio parque sobre la cubierta del Balneario y, por otra, remitir al usuario/a un mundo cavernoso, atemporal y altamente sensible con lo experiencial.

El acceso al Balneario se sitúa desde el centro del parque de La Cubana, “donde la fachada del equipamiento desaparece en favor de unos lucernarios como preludio de la experiencia ofrece”, han explicado los arquitectos. Se comienza a descender suavemente alrededor de una balsa exterior que nos acompaña hasta el hall de acceso, allí la recepción nos da paso a los vestuarios, divididos en zona de taquillas, duchas y aseos.

A un lado de los vestuarios queda la zona de ‘pies secos’, con la zona deportiva (sala cardiovascular, fitness y actividades blandas) y administración (despacho de dirección). Al otro lado de los vestuarios, “tras habernos puesto el albornoz” -comentan-, comienza la zona de ‘pies mojados’ en un impluvium regado con luz cenital. Desde este espacio, se da comienzo a las distintas actividades que ofrece este nuevo lugar: 
  • Una zona termal individual alrededor de un patio, con salas de presión, estufas húmedas, balneación, MBD, fangos, masajes, inhalaciones, ducha circular, reposo, etc.
  • Una zona de Hamman (baño árabe) con tres espacios diferenciados y conectados entre sí.
  • Una zona termal colectiva, compuesta a su vez en zona de estufas (con zona de reposo, ducha de esencias y peeling, ducha/cubo contraste, saunas, poza fría y cabina de hielo), y zona de piscinas.

Esta última zona se presenta como una serie de espacios inundados que se van sucediendo entre otros abovedados, con entrada de luz cenital en cada uno de ellos, y que finalmente derivan en una piscina exterior abrazada por un patio que enmarca las visuales hacia el cerro y el Castillo de Alhama, lo que hace de este lugar, una experiencia única.

El Balneario se completa con otros espacios como despacho médico y de curas, aseos adaptados, office de ropa limpia y sucia, e instalaciones. 

Por último, al lado del Balneario y bajo los eucaliptos de La Cubana, se dispone un restaurante de 339,29 m2 que completa la oferta al usuario/a. Un espacio gastronómico que comparte vistas al parque y al Castillo.

Emplazamiento

El solar en el que se emplaza la edificación objeto de este proyecto forma parte del parque de La Cubana, habiéndose previsto en el proyecto de urbanización del mismo el área en el que se realizarán las obras del Balneario. Una ejecución que no precisa adquisición de terrenos u otros bienes al realizarse estas sobre dominio público, ya que estos se han ido adquiriendo desde los años 60 del siglo pasado por las diferentes Corporaciones municipales hasta generar un gran espacio público de 30.000 m2.

Gestiones realizadas, pasos dados y otras noticias relacionadas hasta la fecha

News News News News News
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información